Entrevista a Joseba Quevedo, catedrático del Área de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universitat Politècnica de Catalunya y director del Centro de Supervisión, Seguridad y Control Automático (CS2AC UPC)

“La COVID nos ha hecho avanzar cinco años en el campo de la transformación digital”

“La aplicación de la Industria 4.0 mejora gracias a las grandes empresas, y de ello se pueden beneficiar las más pequeñas”

“Con Aigües de Barcelona llevamos colaborando 25 años. Para ellos trabajar con la UPC es una garantía”

Con una dilatada trayectoria en el campo de la automática, Joseba Quevedo ha publicado más de 400 artículos en revistas científicas, usando como base las investigaciones en control avanzado, identificación y estmación de parámetros, detección y diagnóstico de fallos, control tolerante a fallos y sus aplicaciones en sistemas de gran escala y procesos industriales. Ha presidido el Comité Español de Control Automático durante cuatro años, y desde hace siete dirige el Centro Específico de Investigación en Supervisión y Seguridad y Control Automático (CS2AC UPC).

¿En qué grado de implementación se encuentra la Industria 4.0 en las empresas de servicios?

Es difícil hacer un análisis global. Nuestro centro intenta responder a los retos que nos presentan las empresas, pero lo cierto es que se aprecia un aumento del interés por este tipo de tecnologías. De hecho, la COVID-19 nos ha hecho avanzar cinco años en el campo de la transformación digital, a través del teletrabajo y de la automatización de muchas tareas.

¿En qué aspectos contribuye la industria inteligente a mejorar la competitividad de las empresas?

En temas seguridad hay cantidad de aspectos que se pueden mejorar usando sistemas avanzados de detección de ataques. Otra aplicación es diagnosticar los fallos del sistema en tiempo real y buscar soluciones, y para eso los sistemas inteligentes son muy importantes.

Una de las aplicaciones es el control tolerante a fallos…

Ese es un aspecto importante, pero ya que cuando algo falla en un sistema (una válvula, una bomba…) hay que buscar una alternativa en tiempo real para que el proceso no pare. Además de saber lo que pasa, tienes que ofrecer una solución. Pensemos en un avión en pleno vuelo, si hay un problema importante, es preciso resolverlo en el momento. Para eso está el control tolerante a fallos.

 ¿Y la gestión remota?

Es fundamental. Si te dedicas a vender sistemas de control a gran escala, no es factible tener personal en cada nodo para gestionar a nivel local. La Industria 4.0 permite analizar y controlar todo el proceso, detectar incidencias y resolverlas en remoto.

¿Cómo pueden las pymes sacarle partido a este tipo de desarrollos tecnológicos?

Las metodologías de aplicación de la Industria 4.0 mejoran gracias al desarrollo de las grandes empresas, y de ello se pueden beneficiar las más pequeñas. Ese es uno de los retos del CS2AC UPC. Llevamos tres años trabajando en un proyecto europeo de tipo regional, en el que estamos colaborando con pymes del sur de Francia, Aragón y Cataluña, para aplicar este tipo de conocimiento que se genera a gran escala.

¿Cómo colabora el CS2AC UPC con las empresas para desarrollar soluciones tecnológicas basadas en la Industria 4.0?

Puede ser participando en un proyecto competitivo de investigación, como en el caso que acabo de indicar. Otra fórmula es la colaboración a través de la universidad, mediante un convenio. Así llevamos 11 años dando soluciones tecnológicas a Aigües Ter Llobregat (ATL) para ayudarles a mejorar la eficiencia de su sistema de gestión:  detección de posibles fugas, calibración de sensores, calidad de los datos… empleando las herramientas de la industria 4.0. Y eso nos ha llevado a trabajar para más empresas del sector, como el Consorcio de Aigües de Tarragona (CAT) y la empresa municipal Aigua de Terrassa.

Utilizan modelos matemáticos para diseñar los sistemas de análisis de información, seguimiento y control ¿Cuál es el perfil de los investigadores del centro?

Contamos con matemáticos, especialistas en mecánica de fluidos, ingenieros eléctricos, informáticos y expertos en automática. El 80% venimos de la informática industrial y la de la automatización, pero lo cierto es que somos un centro multidisciplinar.

¿La inteligencia artificial juega un papel importante?

Utilizamos la inteligencia artificial, pero no es nuestra única herramienta. También usamos estadística, control automático…  En el fondo empleamos algoritmos, que pueden trabajar como lo hacemos los humanos, pero también como herramientas de análisis y fusión de datos heterogéneos.

El incremento de la conectividad puede abrir también la puerta a nuevos peligros, como los ciberataques ¿Cómo se defiende la industria 4.0 de este tipo de situaciones?

La transformación digital tiene muchos aspectos positivos, pero también algunos negativos. Para evitarlo se trabaja en el plano de la informática protegiendo los datos, por ejemplo mediante encriptación. Pero en lo que nosotros somos expertos es en introducir una señal de muy bajo nivel en el sistema de control que es imperceptible, y que nos permite detectar el ciberataque. Es una solución más del área de la automática que de la informática en la que estamos especializados, y da buenos resultados.

¿El trabajo que llevan a cabo desde el centro con Aigües de Barcelona (AGBAR) tiene que ver con esto?

Es un proyecto para detectar ciberataques en redes de distribución de agua en el que estamos trabajando ahora mismo. Con Aigües de Barcelona y su centro tecnológico CETAQUA llevamos colaborando los últimos 25 años, y da gusto. Para ellos trabajar con la UPC es una garantía, y para nosotros hacerlo con una empresa de sus características nos permite, por ejemplo, poder dar las clases en grados y postgrados explicando casos reales. 

Hace poco presentó en un webinar de enerTIC un sistema de gestión predictiva de estaciones remotas de gas ¿En qué consiste?

Desde hace tres años, y a través de la Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente de Catalunya (RIS3CAT) colaboramos con empresas de servicios que aplican la industria 4.0. Entre ellas está Nedgia (Grupo Gas Natural) que tiene repartidas por el territorio más de 100 estaciones remotas de gas que dan servicio a los clientes de su zona. A través de un sistema de sensores pueden conocer el nivel de carga de cada estación, pero también gestionar la recarga de forma óptima. Esto lo conseguimos haciendo una predicción a varios días vista para posteriormente optimizar el sistema de reparto.

¿Cataluña cuenta con suficientes técnicos formados en la industria 4.0 para permitir su crecimiento en los próximos años?

Estamos en ello. En el Campus de Terrassa contamos con un Máster de Automática y Electrónica al que hemos incorporado aspectos como big data, análisis de datos, robótica colaborativa y diagnóstico de fallos, entre otros. Hemos cambiado los programas para actualizar la oferta formativa. Tanto en masters como en los grados estamos incorporando el concepto de industria 4.0. Todo esto evoluciona a una velocidad enorme, de forma que sobre la base de lo que aquí se aprende los técnicos deben de actualizar conocimientos a lo largo de su carrera. También tenemos oferta de formación para empresas a través de la Fundació Politècnica de Catalunya.

Acaba de anunciarse la creación de la Xarxa Fourth Industrial Revolution (XaFIR), una red de 400 investigadores que trabajan en este ámbito y de la que la UPC forma parte ¿Puede ser el espaldarazo definitivo para su desarrollo en la próxima década?

Esta nueva red es una muy buena noticia, ya que propicia la colaboración y la coordinación, si se realiza correctamente, de todos los grupos de investigación y centros tecnológicos en Cataluña expertos en industria 4.0, que pueden proporcionar soluciones a las empresas para realizar su transformación digital.

Volviendo a algo que salió en la primera pregunta ¿La situación generada por la pandemia y las restricciones de movimiento y trabajo en espacios cerrados pueden acelerar la implementación de la industria 4.0?

Clarísimamente, y ya lo estamos notando. El curso pasado las universidades tuvimos que terminar adaptándonos a la situación sanitaria trabajando a distancia, y lo hicimos. Lo mismo está ocurriendo con las empresas, muchas de las cuales están apostando por la actividad telemática, que requiere gestión remota a todos los niveles, y para ello buscan soluciones en la Industria 4.0. La pandemia está impulsado a las empresas que han apostado por este tipo de tecnologías, y surgen muchas oportunidades. Y lo mismo ocurre con los profesionales a título individual.


 [U1]Link en catalán en la trraducción

2 Visitas totales: 1 Visitas hoy:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *