Entrevista con Monika Bachofner, Directora de Operaciones del EIT Urban Mobility

“Queremos ser el motor europeo del conocimiento y la innovación sobre movilidad.”

 

Monika Bachofner, ingeniera industrial y economista por el Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT) es la directora de operaciones de EIT Urban Mobility, la comunidad de innovación y conocimiento (KIC) que acaba de ponerse en marcha con un consorcio impulsado por la Universitat Politècnica de Catalunya con la colaboración de CIT UPC y de CARNET. El objetivo del proyecto, cuya primera fase se desarrollará durante siete años con un presupuesto de 1.600 millones de euros aportados por administraciones y empresas, es cambiar el concepto de investigación y formación en materia de movilidad. Barcelona es la sede principal del consorcio, en el que participan medio centenar de socios entre universidades, empresas, centros tecnológicos y administraciones.

– ¿Cómo surge el proyecto y cómo se pone en marcha?

Hace tres años comenzamos a trabajar en el proyecto. Pusimos en marcha CARNET, como base de un triángulo de conocimiento en el que la UPC, CIT UPC y SEAT funcionan como una comunidad local de conocimiento, añadiendo a este hub al Ayuntamiento de Barcelona. Ese fue el germen de EIT Urban Mobility, lo que nos ha permitido armar el proyecto y crear el consorcio con 50 socios de 12 ciudades además de Barcelona.

– Han conseguido el respaldo del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología compitiendo con otros proyectos internaciones ¿Cómo lo han hecho?

Utilizamos la estructura y la experiencia de la UPC y de CIT UPC para armar el consorcio, que es muy complejo, porque el proyecto se compone de 50 socios y de otras organizaciones afiliadas. Tenemos cinco nodos y una sede principal, que está en Barcelona. Y la manera de organizarnos es parecida a la de una empresa. Competimos con otros cinco proyectos, en una primera fase presentando una memoria de 50 páginas donde se exponía la estrategia operacional y el impacto esperado, y después defendiendo el proyecto de forma presencial en la sede del EIT, en Budapest.

– ¿Cuáles son los objetivos principales de esta comunidad de conocimiento sobre movilidad?

Queremos ser el motor europeo del conocimiento y la innovación sobre movilidad. Aspiramos a formar a la próxima generación de profesionales de la movilidad urbana y ofrecer conocimiento a los que ya están trabajando en ello. Para ello es preciso un análisis que permita diseñar las soluciones a nivel europeo, pero pensando en poder ofrecer el modelo a todo el mundo. El reto es aportar 125 soluciones de movilidad en el mercado, involucrando a los ciudadanos a través de los City Clubs, y a la vez impulsar la creación de 180 start ups en el sector.

 

EIT Urban Mobility involucrará a 170.000 ciudadanos de 13 ciudades, con Barcelona como sede principal

– Hay una parte del presupuesto que sale de la actividad que genera el propio proyecto ¿Cómo?

Generando herramientas tecnológicas que aporten valor, y a través de servicios de consultoría. La idea es que, una vez que se desarrollen soluciones a nivel local, seamos capaces de transferirlas a otras ciudades. El modelo es convertirnos en un think tank de la movilidad, generando ingresos por estas vías y también a partir de la celebración de eventos.

– Qué papel ha jugado CIT UPC en el proyecto?

Es un socio muy importante, y lo ha sido en el propio origen del proyecto. En 2012 CIT UPC asumió la coordinación técnica de la Cátedra que SEAT había establecido con la UPC en 2007, dándole una orientación más enfocada a la transferencia de tecnología. La propia dinámica de la Cátedra, siguiendo un modelo de innovación abierta, acogió a nuevos actores protagonistas en movilidad entendida en un sentido amplio, y se convirtió en una red colaborativa de innovación: investigación, formación y talento. CIT UPC supo, con el apoyo de la Universidad, tener esa visión que llevó a forjar CARNET, y que luego, desde CARNET, nos llevó a trabajar por conseguir el EIT en movilidad urbana. 

– ¿Qué aportará CIT UPC a partir de ahora?

CIT UPC aportará soluciones de tecnología transferibles. El conocimiento del centro tecnológico de la UPC a la hora de definir los procesos para elegir los primeros proyectos de innovación y educación que vamos a poner en marcha. La visión y el conocimiento de CIT UPC en el inicio del proyecto ha sido clave para agregar a los distintos socios.

–  ¿Qué pueden esperar los ciudadanos de Barcelona de este proyecto?

Barcelona ya tiene un camino recorrido en el desarrollo de la movilidad, pero puede seguir aprendiendo de otras ciudades. Por ejemplo, la reducción de la contaminación de Copenhague, y el uso de las bicicletas de Eindhoven y Amsterdam. Y de otras en materia de integración multimodal de sistemas de transporte y en logística. Queremos cambiar el concepto de movilidad urbana ofreciendo soluciones aplicables en cualquier ciudad, y los ciudadanos van a tener una parte activa en la definición y solución de algunos problemas. Lo harán a través de eventos como las hackathons de movilidad que vamos a poner en marcha para involucrarlos.

 

“Queremos cambiar el concepto de movilidad urbana ofreciendo soluciones aplicables en cualquier ciudad”

 – Desde el punto de vista científico, las áreas desde las que promover soluciones a la movilidad son muchas…

Desde luego. Hablamos de Inteligencia Artificial, Big Data, nuevos materiales, conducción autónoma, combustibles, nuevos medios de transporte, logística… Es una labor que desarrollan todos los socios del proyecto, que ya están trabajando en ello. Ahora se trata de usar esos desarrollos en beneficio de los ciudadanos. Queremos que las ciudades europeas recuperen esa función de ágora que tuvieron.

– Hay una parte del proyecto que se basa en la formación superior ¿Cómo va a desarrollarse?

Pondremos en marcha programas de máster y doctorado para unos 1.700 estudiantes muy enfocados en la nueva movilidad. Integraremos elementos de distintas áreas, como las ingenierías y la arquitectura, y promoveremos el intercambio de estudiantes por toda Europa. También vamos a hacer hincapié en el emprendimiento, fomentando la creación de spin offs y start ups en este sector. Pero más allá del contexto universitario, EIT Urban Mobility involucrará a 170.000 ciudadanos, incluyendo profesionales y representantes de las administraciones, a los que llegaremos a través de un canal de televisión por internet y una batería de cursos masivos on line en abierto (MOOCS).

 

 

1 Visitas totales: 1 Visitas hoy:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *