Archivo por meses: abril 2018

Modelizando la movilidad urbana

Actualmente, la movilidad es una de las principales preocupaciones en las áreas urbanas. La movilidad se puede definir como el movimiento de personas y bienes de una manera eficiente y segura, y se puede considerar que es la capacidad de viajar cuando y donde el viajero o los bienes lo necesitan. Esto significa que la movilidad urbana es un medio para garantizar una finalidad, es decir, la accesibilidad a destinos y ubicaciones lidiaconcretas.

La movilidad debe ser sostenible y capaz de contabilizar varios modos de transporte y vehículos, bien tradicionales o las nuevas formas surgidas del desarrollo de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) para alcanzar la accesibilidad. Hay interacciones dinámicas subyacentes entre la movilidad, los sistemas de transporte y la accesibilidad, que conllevan la necesaria estructuración del territorio mediante el sistema de transporte, y que aseguran, por tanto, la conectividad territorial esencial para lograr la accesibilidad.

Las ciudades

La tendencia migratoria de las zonas rurales a las zonas urbanas ha existido desde siempre; sin embargo, el crecimiento urbano se ha acelerado de manera muy destacable desde la segunda mitad del siglo XX. 2008 fue el año en el que la humanidad cruzó el umbral del 50% de la población mundial residente en ciudades. Estos fenómenos de expansión urbana se han producido generalmente de forma no planificada y a menudo implican una separación entre vivienda y áreas de trabajo, posible gracias al desarrollo de sistemas de transporte, pero que ha conducido a la conocida congestión del tráfico. La situación actual, tiene fuerte impacto sobre el consumo de energía y las emisiones (actualmente alrededor del 75% de los gases de efecto invernadero de origen antropogénico son producidos por las ciudades) y, por tanto, sobre la calidad de vida.

Las ciudades son sistemas dinámicos y complejos; y, como tales, están formados por múltiples subsistemas que interactúan entre sí según diferentes tipos de interdependencias. Las ciudades deben ser concebidas como “sistemas de sistemas” en los que la movilidad es una de las componentes más complejas, con muchas interdependencias con el resto de componentes. La movilidad debe colocarse, pues, en el contexto de estas interacciones, para que sus implicaciones se puedan analizar correctamente.

La accesibilidad

Las infraestructuras y los modos de transporte que permiten los viajes urbanos de personas y bienes no son las únicas contribuciones a tener en cuenta a la hora de determinar el grado de accesibilidad. Por ejemplo, un centro comercial es un foco de atracción y generación de viajes, que junto con las infraestructuras y los modos de transporte disponibles para llegar deter minan la accesibilidad del sitio. Las TIC permiten viajes más eficientes mejorando la capacidad del sistema de transporte y cambiando la manera en la que los pasajeros utilizan el sistema de transporte a través de nuevos conceptos de movilidad.

 

Nuevas formas de transporte

Las ciudades están en constante evolución, impulsadas por intervenciones políticas, cambios socioeconómicos, innovación tecnológica que fomenta cambios en los viajes urbanos, estilos de vida, estructura espacial, evolución de la forma en que viaja la población urbana y, más recientemente, por nuevas formas de transporte. Esta evolución también fomenta los cambios en las políticas urbanísticas, tendentes hacia ciudades compactas, la densificación, el uso mixto y la revitalización de la ciudad interior.

Desde el área de Transporte y Movilidad del inLab FIB, este análisis nos condujo a apoyar el supuesto de que cualquier intervención en una ciudad debe fundamentarse en una comprensión profunda de la entidad urbana, que se puede obtener analizando los patrones de movilidad y los procesos asociados que se determinan mediante interacciones sistémicas entre el sistema de transporte y los usos del suelo.

 

El Barcelona Virtual Mobility Lab

imgEsto nos ha llevado a desarrollar una herramienta que puede apoyar el análisis de cómo la forma urbana y la dinámica urbana determinan la movilidad: el Barcelona Virtual Mobility Lab  (VML) Se trata de una modelización del sistema de transporte, de los patrones de movilidad y de los usos del suelo impulsada por SEAT, Volkswagen, PTV-Group y Kine Mobility Analytics, desarrollada en el marco de CARNET.

El objetivo es proporcionar un marco común para ayudar en el diseño y evaluación de los impactos de los nuevos conceptos de movilidad que surgen como consecuencia de la combinación de la dinámica urbana, los cambios en el comportamiento de los viajeros y las aplicaciones de las TIC. En otras palabras,

formalizamos este marco como herramienta adecuada para ayudarnos a entender el potencial que nos ofrece el futuro, y capaz de analizar en profundidad el impacto de los nuevos conceptos de movilidad, que se pueden clasificar genéricamente en dos categorías:

  • Conceptos de movilidad basados en las próximas tecnologías de la automoción, como los vehículos eléctricos, conectados y autónomos.
  • Conceptos de movilidad basados en nuevos sistemas de transporte apoyados por aplicaciones TIC, como compartir coche, ridesharing de pasajeros múltiples, otras formas de movilidad como servicio (Maass, Mobility as a Service), transporte a la demanda, etc … que darán lugar a nuevas formas de multimodalidad en los desplazamientos y el diseño y gestión de los nuevos intercambiadores modales que puedan surgir.

La plataforma de modelización en que se ha desarrollado el proyecto Barcelona VML es VISUM PTV-Group (2017). En la Primera Fase del proyecto se ha considerado la Primera Corona Metropolitana (18 municipios) como el área de estudio, la cual se ha dividido según criterios técnicos de homogeneidad en unas 625 zonas de transporte (Transport Analysis Zonas o TAZ ).

La red viaria de transporte privado se ha moldeado cuidadosamente gracias a la importación de cartografía procedente de sistemas de navegación (HERE) que incorpora información detallada de velocidades máximas, giros permitidos, etc. Asimismo, se ha integrado la oferta actual de transporte público en el ámbito, autobús TMB y no TMB, metro, cercanías, FGC y tranvía. La transferencia modal es una realidad en la Primera Corona y permite combinar varios modos de transporte, uno por cada etapa de un desplazamiento. Esta multimodalidad se ha moldeado cuidadosamente, tanto a nivel de superficie de calle, como en los nodos de intercambio (Estación de Sants, Paseo de Gracia, etc) entre múltiples modos de transporte. Los patrones de movilidad se han definido a partir de las matrices de movilidad (por horas) entre TAZs elaboradas por Kine Mobility Analytics, a partir de los datos anonimizados los registros CDR (Call Detail Records) de telefonía móvil procedentes del operador Orange.

El modelo de la oferta que se representa es, en nuestro conocimiento, el más preciso y de mayor alcance jamás efectuado en el ámbito metropolitano de Barcelona.

El proyecto continúa avanzando. Trabajamos en la Segunda Fase de desarrollo del Barcelona Virtual Mobility Lab. Afinaremos los parámetros de modelización para reproducir en el Escenario Base Actual los volúmenes de tráfico y las cargas de las líneas de transporte existentes en la realidad para disponer de un modelo que reproduzca la situación presente. A partir de un modelo fidedigno para la situación actual, se pueden desarrollar escenarios alternativos representativos de futuras actuaciones en temas de transporte y movilidad que podrán ser evaluados en términos de accesibilidad, comportamiento de los viajeros y uso de la red de transporte.

Dra. Lídia Montero

Investigadora inLab FIB UPC