Archivo de la etiqueta: Día europeo de las fundaciones

Día Europeo de las Fundaciones: Algo más que una conmemoración

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el papel de las fundaciones en el ámbito de la innovación. Los hechos, y las cifras que los sustentan, avalan el papel de este tipo de organizaciones en las actividades de I+D: con casi 8.000 millones de euros aportados al PIB a nivel estatal y más de 200.000 trabajadores, hablamos de un sector clave en campos como la sanidad, la educación y la investigación.

160926

#October1Europe 2016 – Vídeo

Con los cambios experimentados en los últimos 20 años, las fundaciones se han convertido en plataformas de colaboración entre empresas y administraciones públicas. En el entorno de la investigación son instrumentos muy consolidados, con estructuras estables y un papel determinante en esa relación entre el sector productivo y las organizaciones en las que se lleva a cabo el grueso de las actividades de I+D: universidades, centros tecnológicos, organismos públicos de investigación…

Las fundaciones se han incorporado a estos procesos porque vienen a cubrir necesidades que los actores del sistema estaban demandando, desde los propios investigadores y tecnólogos y a los empresarios y los gestores de las compañías que apuestan por la innovación. Una de ellas, quizás la principal, es trabajar como nexo que facilita la relación entre entidades distintas en su naturaleza, su organización y sus objetivos, pero que trabajan en el espacio común de la investigación.

Por otra parte, el cambio en los instrumentos de financiación, cada vez más enfocados a la colaboración entre la administración pública y el sector productivo a través de colaboraciones puntuales o estables, refuerza ese papel intermediador de las fundaciones. También en el caso de proyectos que se financian a través de convocatorias competitivas, la mayoría de carácter internacional. Ahí, la experiencia y los contactos de las fundaciones con entidades de otros países resulta determinante.

Se conmemora el Día Europeo de las Fundaciones, y merece la pena analizar no solo la actividad que ahora llevan a cabo, sino su proyección y el papel que están llamadas a desempeñar, en un marco donde la innovación es cada vez más abierta y colaborativa. Ahí sigue estando el reto y la oportunidad: La transferencia del conocimiento, su valorización, el fomento de la investigación aplicada y la respuesta a las demandas tecnológicas son los objetivos de la Fundación Centro de Innovación y Tecnología de la Universidad Politècnica de Catalunya (CIT UPC) desde su creación, hace 5 años.

Por eso nos sumamos a esta celebración. Nos avala la actividad de los más de 500 investigadores de los 20 centros miembros de CIT UPC, los casi mil acuerdos con empresas de muy distintos sectores, así como las 119 patentes registradas y las 25 spin-offs creadas a partir de las investigaciones que hemos desarrollado.

Feliz Día Europeo de las Fundaciones.

Las Fundaciones en Europa y la Innovación

Este mes de octubre hemos celebrado, por primera vez, el Día Europeo de las Fundaciones. Esta conmemoración, a la que se adhirieron numerosas fundaciones europeas, es una iniciativa que trata de hacer más visible la labor de unas organizaciones que, a nivel continental, generan entre 750.000 y un millón de empleos directos y contabilizan un gasto anual entre 83 y 150 billones de euros.

Desde la perspectiva de la innovación, en la que este tipo de organizaciones han ganado un peso notable en los últimos 20 años, las fundaciones se perfilan como instrumentos que facilitan y mejoran la relación entre las entidades que generan y desarrollan I+D, mayoritariamente universidades y centros públicos de investigación, con el sector productivo.

Además de esa labor de interfaz, que es clave en su actividad y que responde al interés general, intrínseco a toda fundación, ofrecen beneficios tributarios en materia de mecenazgo y de inversión en desarrollo tecnológico e innovación, lo que ha propiciado que el 90% de las entidades que desarrollan actividades en I+D cuenten, al menos, con una fundación en su organización.

Pero las fundaciones suponen mucho más que eso, en la gestión de la I+D:

  • Aportan valor a los productos y servicios que se generan en su entorno, a través del marketing y la comunicación.
  • Funcionan como tractoras del emprendimiento que surge de las actividades investigación.
  • Organizan y hacen visible la oferta y el portfolio de servicios de su institución “madre”.
  • Canalizan y responder a las demandas tecnológicas de su área de influencia.
  • Fomentan proyectos interdisciplinares y colaborativos.
  • Ofrecen programas de formación especializada, adaptados a la demanda.
  • Son capaces de captar recursos externos para el desarrollo de proyectos complejos, como la formación de postgrado y continuada, los centros tecnológicos o los parques de investigación y tecnología, entre otras actividades.

Sin perder la perspectiva de su pertenencia a un sistema global, su principal valor reside en la oportunidad y el saber hacer para poner en contacto las capacidades tecnológicas, con las necesidades reales de las empresas. Las fundaciones que trabajan en el entorno de la investigación y de la innovación se han convertido en agentes de dinamización de los procesos de transferencia de conocimiento. Es un modelo transnacional, que en Europa se ha ido consolidando y cuyos beneficios para la sociedad son evidentes y cuantificables.

Por otro lado, el todavía incipiente mundo del mecenazgo y de las donaciones en el sistema de I+D del sur de Europa, recae con frecuencia en este tipo de organizaciones, con recurrentes referencias a ejemplos de los Estados Unidos, pioneros en la colaboración público-privada en el desarrollo de iniciativas de este tipo, con un claro reconocimiento social.

Volviendo a Europa, y con el objetivo de seguir creciendo y de contribuir a la recuperación económica y social, las fundaciones precisan del respaldo legislativo de los gobiernos, que deben abordar cambios urgentes en todo lo referente al reconocimiento fiscal del mecenazgo privado, con mensajes nítidos en favor de las inversiones en I+D, para favorecer su crecimiento.

Por eso son interesantes iniciativas como el Día Europeo de las Fundaciones, que hacen un poco más visible la labor de éstas, desde la iniciativa privada y en favor del interés general. Esta es la labor de organizaciones como la Fundación Centro de Innovación y Tecnología de la Universitat Politècnica de Catalunya CIT UPC- que pone a disposición de la innovación en las empresas el conocimiento y las capacidades tecnológicas de 18 centros de la UPC, punteros en investigación y transferencia de tecnología, para la mejora del entorno socioeconómico y de la competitividad.

Contribuir a optimizar el conocimiento y los resultados de la I+D de los centros de investigación y aportar soluciones innovadoras a la sociedad es la mejor aportación de las fundaciones del sector al interés general, y no uno, sino todos los días del año. En ello estamos.

Fundaciones