Archivo por meses: septiembre 2015

Organizar el caos tiene premio

Para obtener el éxito en los procesos de innovación, como en el resto de actividades, es fundamental la organización. Contar con la información (datos) necesarios para establecer prioridades, planificar, gestionar el tiempo y los recursos y tomar decisiones correctas son parte del proceso. Quizás por eso la Comisión Europea, a través de su Centro Común de Investigación (JRC) haya premiado como pyme más innovadora a una empresa de Barcelona que trabaja explorando el caos de los datos masivos.

Sparsity es una spin-off creada en 2010 por miembros del grupo de investigación Data Management Group (DAMA UPC), integrado en CIT UPC. Bajo la dirección de Josep Lluis Larriba, director también de DAMA, la empresa se ha especializado en la gestión de grandes volúmenes de información cuya gestión se complica por estar dispersos (sparsity, en inglés, de ahí su nombre). Para obtener las respuestas a cuestiones muy complejas a través de sistemas relacionales el tiempo empleado puede ser excesivo, superior al estimado para resolver el problema que quiere solucionarse. Sparsity es capaz de explorar con éxito ese caos para, por ejemplo, gestionar la movilidad en grandes ciudades en las que la optimización de los desplazamientos de automóviles privados, transporte público y peatones puede suponer un importante ahorro de tiempo y recursos.

Josep-Lluis-Larriba-Pey-Sparsity-1-web

El tipo de operaciones de cálculo que lleva a cabo Sparsity puede aplicarse a casi cualquier campo. Por ejemplo, está siendo usado para detectar a los usuarios más influyentes en Twitter y organizar públicos con perfiles de interés en función de temas, ubicaciones, etc. También trabajan en la monitorización de compraventa de viviendas, usando patrones que permitan detectar operaciones fraudulentas, e incluso en el análisis del ecommerce, detectando oportunidades en función del comportamiento de los usuarios.

Hace unos meses la Comisión Europea evaluó 279 proyectos relacionados con las TIC que habían recibido fondos europeos a través del VII Programa Marco y del Programa Marco de Competitividad. El objetivo era comprobar cómo se habían desarrollado esos proyectos e identificar el potencial innovador de empresas e instituciones. Sparsity resultó elegida como la pyme más innovadora, y Barcelona como el mayor centro de innovación en el ámbito de las TIC de toda Europa, por delante de Londres y París.

En el nuevo escenario global, las oportunidades de negocio están girando a gran velocidad, y el valor pasa de las operaciones relacionadas con las materias primas y las propiedades inmobiliarias a la economía del conocimiento. La base de buena parte del comercio internacional no está solo en los productos y servicios que se ofertan, sino en cómo se venden y gestionan. Por eso las empresas TIC están desplazando a las multinacionales de la energía, la producción y el consumo de masas en los índices selectivos de los mercados internacionales.

En CIT UPC estamos orgullosos de Sparsity y de quienes forman parte de esta iniciativa. Investigadores universitarios que han apostado por desarrollar sus proyectos de innovación en el mercado, ofreciendo soluciones de alto valor añadido a otras empresas y organismos. El galardón de la Comisión Europea indica que estamos en el camino correcto, y que la aplicación del conocimiento científico y tecnológico es una de las claves para la mejora de la competitividad empresarial.

La organización del desorden tiene premio, y confirma lo que dijo José Saramago en El hombre duplicado: “El caos es un orden sin descifrar”.

PD. La Comisión Europea ha convocado el primer premio Innovation Radar que reconoce las iniciativas más prometedoras de proyectos financiados por la UE. Si quieres apoyar la candidatura de Sparsity puedes votar aquí.

Una app que pone en contacto a los geriátricos con los familiares residentes

El contacto diario entre los geriátricos y los familiares de los residentes es una delicada relación que, sobre todo en las primeras semanas, supone un esfuerzo por ambas partes para comprobar que la adaptación es satisfactoria y que reciben las atenciones y cuidados necesarios.

ger-app-web

David Sadurní, CEO de Smart Technologies Development, lo sabe bien. Su padre, enfermo de alzhéimer, reside en un centro especializado en Castelldefels (Barcelona). La necesidad de encontrar un vehículo a través del que canalizar información relevante para las familias, desde el calendario de actividades, aspectos relativos a su nutrición o una sencilla fotografía para comprobar su aspecto, le ha llevado a crear GerApp, una aplicación que pone en contacto a los geriátricos con las familias a través del teléfono móvil. Para llevar a cabo el proyecto, su empresa ha recurrido a inLab FIB UPC ,miembro del Centro de Innovación y Tecnología de la UPC (CIT UPC).

Los trabajos se han desarrollado a lo largo de cinco meses a cargo de un equipo de cinco personas dirigidas por Marta Cuatrecasas, coordinadora del área de Desarrollo de Proyectos de inLab FIB UPC. “Ellos tenían clara la idea y nos pidieron el desarrollo tecnológico de la aplicación, con el requerimiento de que funcionara en las tres plataformas (iOs, Android y Windows)”. Para conseguirlo han utilizado Phone Gap, un framework que permite implementar las apps en los principales soportes.

Para el centro este trabajo ha supuesto dirigir todos los esfuerzos a un proyecto orientado 100% a la comercialización, “algo que ha resultado muy estimulante”, explica Marta Cuatrecasas.

Se trata de uno de los desarrollos tecnológicos que inLab FIB UPC pone en marcha en colaboración con empresas, y en particular con start-ups, un modelo de colaboración que está en alza y que genera importantes beneficios para ambas partes.

Para David Sadurní, la experiencia de trabajar con el centro universitario ha sido satisfactoria: “Llegamos con la idea buscando el apoyo tecnológico de inLab FIB, con el que ya habíamos colaborado en otro proyecto, y el resultado ha sido el esperado. El grado de compromiso por su parte ha sido muy alto, y el trato humano también. Ellos trabajan en varios proyectos, y a pesar de ello siempre han mostrado la mayor disponibilidad para GerApp”. La colaboración espera mantenerse en el tiempo, ahora en el diseño de un gestor para la aplicación que también saldrá de los laboratorios del centro tecnológico.

Mientras los responsables de Smart Technologies Development introducen la aplicación en los primeros geriátricos y buscan patrocinadores para financiar su uso, que han planteado a coste cero para las familias y los centros, la Asociación Catalana de Recursos Asistenciales (ACRA) ha premiado su idea, destacándola como la mejor innovación en la dependencia y promoción de la autonomía personal.