Archivo por meses: octubre 2013

Las Fundaciones en Europa y la Innovación

Este mes de octubre hemos celebrado, por primera vez, el Día Europeo de las Fundaciones. Esta conmemoración, a la que se adhirieron numerosas fundaciones europeas, es una iniciativa que trata de hacer más visible la labor de unas organizaciones que, a nivel continental, generan entre 750.000 y un millón de empleos directos y contabilizan un gasto anual entre 83 y 150 billones de euros.

Desde la perspectiva de la innovación, en la que este tipo de organizaciones han ganado un peso notable en los últimos 20 años, las fundaciones se perfilan como instrumentos que facilitan y mejoran la relación entre las entidades que generan y desarrollan I+D, mayoritariamente universidades y centros públicos de investigación, con el sector productivo.

Además de esa labor de interfaz, que es clave en su actividad y que responde al interés general, intrínseco a toda fundación, ofrecen beneficios tributarios en materia de mecenazgo y de inversión en desarrollo tecnológico e innovación, lo que ha propiciado que el 90% de las entidades que desarrollan actividades en I+D cuenten, al menos, con una fundación en su organización.

Pero las fundaciones suponen mucho más que eso, en la gestión de la I+D:

  • Aportan valor a los productos y servicios que se generan en su entorno, a través del marketing y la comunicación.
  • Funcionan como tractoras del emprendimiento que surge de las actividades investigación.
  • Organizan y hacen visible la oferta y el portfolio de servicios de su institución “madre”.
  • Canalizan y responder a las demandas tecnológicas de su área de influencia.
  • Fomentan proyectos interdisciplinares y colaborativos.
  • Ofrecen programas de formación especializada, adaptados a la demanda.
  • Son capaces de captar recursos externos para el desarrollo de proyectos complejos, como la formación de postgrado y continuada, los centros tecnológicos o los parques de investigación y tecnología, entre otras actividades.

Sin perder la perspectiva de su pertenencia a un sistema global, su principal valor reside en la oportunidad y el saber hacer para poner en contacto las capacidades tecnológicas, con las necesidades reales de las empresas. Las fundaciones que trabajan en el entorno de la investigación y de la innovación se han convertido en agentes de dinamización de los procesos de transferencia de conocimiento. Es un modelo transnacional, que en Europa se ha ido consolidando y cuyos beneficios para la sociedad son evidentes y cuantificables.

Por otro lado, el todavía incipiente mundo del mecenazgo y de las donaciones en el sistema de I+D del sur de Europa, recae con frecuencia en este tipo de organizaciones, con recurrentes referencias a ejemplos de los Estados Unidos, pioneros en la colaboración público-privada en el desarrollo de iniciativas de este tipo, con un claro reconocimiento social.

Volviendo a Europa, y con el objetivo de seguir creciendo y de contribuir a la recuperación económica y social, las fundaciones precisan del respaldo legislativo de los gobiernos, que deben abordar cambios urgentes en todo lo referente al reconocimiento fiscal del mecenazgo privado, con mensajes nítidos en favor de las inversiones en I+D, para favorecer su crecimiento.

Por eso son interesantes iniciativas como el Día Europeo de las Fundaciones, que hacen un poco más visible la labor de éstas, desde la iniciativa privada y en favor del interés general. Esta es la labor de organizaciones como la Fundación Centro de Innovación y Tecnología de la Universitat Politècnica de Catalunya CIT UPC- que pone a disposición de la innovación en las empresas el conocimiento y las capacidades tecnológicas de 18 centros de la UPC, punteros en investigación y transferencia de tecnología, para la mejora del entorno socioeconómico y de la competitividad.

Contribuir a optimizar el conocimiento y los resultados de la I+D de los centros de investigación y aportar soluciones innovadoras a la sociedad es la mejor aportación de las fundaciones del sector al interés general, y no uno, sino todos los días del año. En ello estamos.

Fundaciones

Devicare – CD6 UPC: Un caso de estudio de transferencia de tecnología

La litiasis renal es una patología crónica que se conoce más comúnmente como “piedras en el riñón”. Afecta a una de cada diez personas en el mundo a lo largo de su vida con dolorosos episodios agudos llamados cólicos nefríticos que tienen una tasa de recurrencia del 60% de los casos al cabo de los 5 años y del 80% a los 10 años. Estos cólicos producen una enorme molestia a los pacientes que los padecen empeorando su calidad de vida, pero además su tratamiento supone aproximadamente 3.000 € de gasto sanitario por paciente y año para nuestro Sistema Nacional de Salud.

Rosendo Garganta, con el dispositivo Lit-Control, en el Campus Nord de la UPC

Rosendo Garganta, con el dispositivo
Lit-Control, en el Campus Nord de la UPC

Cuando fundamos Devicare, tras cerrar un acuerdo de transferencia de tecnología con la Universidad de las Islas Baleares para la cesión de la patente de Lit-Control, y nos dispusimos a llevar a cabo el desarrollo del primer prototipo del device, decidimos crear un equipo de ingeniería formado por varios centros con experiencia y excelencia reconocida en distintas áreas, entre ellos el Centro de Desarrollo de Sensores, Instrumentos y Sistemas (CD6 UPC) de la Universidad Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech.

Cuatro meses más tarde de la formación de este consorcio liderado por el doctor Jesús Caum de CD6 UPC, se lograba crear un primer prototipo funcional de Lit-Control que permitía validar el producto a nivel técnico, clínico y de mercado.

Lit-Control® nacía como el dispositivo inicial de Devicare, el primer home use medical device del mundo que permite un abordaje preventivo domiciliario de la litiasis renal, prometiendo reducir las recurrencias de cólicos nefríticos en los pacientes, mejorando su calidad de vida y ahorrando en gasto sanitario.

En la actualidad Devicare trabaja con varios fabricantes del Vallès en la fase de desarrollo industrial de Lit-Control para que pueda salir al mercado a principios de 2014, a un coste competitivo y cumpliendo con la regulación sanitaria pertinente. Sin embargo, la esencia del producto sigue siendo la misma que la del prototipo que desarrolló el consorcio liderado por CD6 UPC en aquellos meses de duro trabajo a finales de 2012.

Desde nuestra óptica empresarial, la colaboración con la UPC a través de CD6 UPC y el consorcio que organizamos alrededor de ellos, ha sido una gran experiencia que esperamos repetir en el futuro, por su conocimiento experto y por su cercanía a la hora de entender las necesidades y los ritmos de la empresa, y que nos permitió en muy poco tiempo y a un coste razonable, desarrollar un primer prototipo funcional de un producto que demostró su viabilidad técnica, clínica y comercial.

Rosendo Garganta

CEO Devicare
Alumni de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial y Aeronáutica de Terrassa de la UPC

Devicare es una start up de base tecnológica que nace en 2012 para dedicarse al desarrollo de home use medical devices destinados al cuidado del paciente crónico.